¿Inmigrantes propagan enfermedades?, un mito

¿Inmigrantes propagan enfermedades?, un mito

Escrito el 07/12/2018
Luz Yolima Cuellar

 

El mito de que los migrantes son responsables de la propagación de enfermedades y una carga para los servicios de salud se ha utilizado por las políticas hostiles y restrictivas introducidas en  Estados Unidos, en el Reino Unido y en otras partes del mundo, concluyó una  investigación realizada  durante dos años por una comision de 20 expertos, creada por el University College of London y el Lancet Medial Journal .

El estudio se inició a propósito del inicio del Brexit en el Reino Unido, además de la intensificación de controles fronterizos  iniciados por el presidente estadounidense, Donald Trump, quien exigió la construcción de un muro divisorio con México.  

"Pero la retórica de que la migración daña la salud y la atención médica existente en el país de acogida ha existido durante mucho tiempo, y eso está mal", asegura el profesor Ibrahim Abubaka, experto de la UCL.

Abubakar, quien fue jefe de la unidad de tuberculosis (TB) en salud pública de Inglaterra, refirió a la prensa que su fotografía era usada por el Partido Nacionalista Británico "para ilustrar un punto que es francamente falso". 

Cada vez que su departamento publicaba cifras sobre el TB , se extraía la sección referida a una proporción entre migrantes para crear historias de miedo sobre el supuesto de que los migrantes propagan los insectos causantes de la enfermedad.

Sin embargo, el estudio publicado reciente desmiente el mito.

"La evidencia muestra que el riesgo de que los migrantes transmitan tuberculosis en los países de acogida es bajo", según el reporte de la comisión de expertos. 

El informe muestra que los migrantes tienen mejor salud que la población en general. Para la investigación se usaron datos de más de 15,2 millones de migrantes en 92 países, en los que se encontró que los migrantes internacionales tenían "tasas más bajas de muertes por enfermedades cardiovasculares, digestivas, endocrinas, neoplasias, enfermedades nerviosas y respiratorias, trastornos mentales y conductuales, que la población en genral en el país receptor".

El National Health Service (NHS) tenía hasta hace poco un memorandum de entendimiento que le obligaba a compartir con el Ministerio del Interior detalles migratorios de los pacientes. Esto generó un incentivo perverso para eludir la atención médica, según Abubakar.

Por miedo a la deportación, muchos pacientes inmigrantes preferían abstenerse de acudir al médico en casos de sospecha de enfermedades contagiosas. Afortunadamente, ya el NHS no comparte este tipo de información con las autoridades migratorias británicas. 

 

 

  
 comunidades de acogida es bajo, dice la comisión.